Vigas

Vigas de hormigón armado que constan de una semiviga prefabricada y una cabeza hormigonada “in situ”. Se ofrecen diversas secciones.

Descargue el catálogo en formato PDF.pdf

Descripción

Las Vigas T-40 y T-50 de RUBIERA PREDISA son vigas de hormigón armado que constan de una semiviga prefabricada y una cabeza superior que se hormigona in situ. La parte prefabricada de la viga (semiviga) tiene sección trapecial, con una cara inferior de 40 o 50 centímetros y una cara superior de dimensión variable en función del canto de la semiviga. El hormigón empleado en su fabricación tiene una resistencia característica fck de 350 Kp./cm2 mientras que el acero utilizado es del tipo B-500 S. Estas vigas están especialmente estudiadas para su empleo en forjados unidireccionales constituidos por Placas Alveolares Pretensadas , aunque también pueden utilizarse con nuestro Forjado Tradicional.

Ventajas

Dentro de las ventajas que el uso de las Vigas armadas puede aportar a las obras, cabe destacar:

  • Acelerar el proceso constructivo con la consiguiente reducción de los plazos de ejecución y mano de obra.
  • Ahorro de encofrado.
  • Mayor limpieza en la obra.
  • Acabado perfecto de la zona inferior de la viga, listo para pintar.
  • Menor canto.
  • Garantía de calidad, basada en el empleo de materias primas adecuadas y en el total control de la ejecución de la pieza.
  • Eliminación de inconvenientes derivados de la ferralla, encofrado y hormigonado en obra.
  • Rapidez de ejecución y reducción de mano de obra.
  • Notable reducción de secciones.

En definitiva, el uso de Vigas prefabricadas armadas constituye un paso más hacia el concepto de prefabricación total o construcción industrializada en donde lo que se persigue es la racionalización de los trabajos de construcción, eliminando tareas tediosas y aumentando el ritmo de las obras.

Comentarios cerrados